7 claves de éxito en empresas que cotizan en bolsa
16221
post-template-default,single,single-post,postid-16221,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
7 claves de éxito en empresas

7 claves de éxito en empresas

Las 7 claves de éxito en empresas que cotizan en bolsa saben que el 50 % de los activos más importantes son intangibles. Detectan la oportunidad y promueven el capital humano como retos creativos.

No hace falta invertir mucho tiempo y miles de euros en descubrir la clave del éxito porque sencillamente no existen fórmulas mágicas.

Lo que funciona para algunas empresas es irrelevante en otras. Dar soluciones es un servicio a la carta. Existen herramientas para cuantificar el retorno de la inversión y claves básicas que apelan al menos común de los sentidos:

El sentido común

Tanto si eres emprendedor, empresario, director, líder de equipos, empleado o buscas trabajo:

¿Quieres alcanzar el logro de tus objetivos? Te regalo 7 claves de éxito en empresas.

1.Favorece un clima de seguridad psicológica 

Es más cómodo ser uno mismo que andar quitándote la máscara cada vez que entras y sales del trabajo.

A las personas nos gusta ser como somos en cualquier ámbito y sentirnos respetadas por ello. Si quieres decir algo, ¡dilo!; si quieres preguntar algo, ¡pregúntalo! con la libertad de no sentirte como ‘el tonto’ que no se entera de nada; y, sobre todo, si te equivocas, ¡reconócelo!, sin temor a represalias porque el mayor éxito es aprender del fracaso.

2. Genera confianza

Lo importante no es la mejora individual, ni tan siquiera colocar al mejor de los líderes para dirigir a los equipos, lo realmente importante es cómo las personas interactúan entre ellas, organizan el trabajo e interpretan sus contribuciones.

La forma de hacer, el cómo está hecho de confianza. Si no puedes confiar en las personas con las que trabajas, difícilmente vas a establecer una relación fructífera y satisfactoria.

3. Diferénciate y descubre ¿cuál es tu propuesta de valor?

El trabajo tiene un sentido, un propósito, un para qué.

Cuanto más útil, importante y relevante sea para ti, mejor y más implicado estarás. Realiza las tareas porque son útiles para tu desarrollo personal y profesional y, porque, además, tienen un impacto beneficioso para el conjunto de la empresa.

¿Qué propuesta de valor te hace único?

Descubre el valor diferencial y enfoca las actividades en función de ese valor. Está de moda en las aceleradoras de emprendimiento utilizar el Lienzo de Modelo de Negocio Lean Canvas para ‘startups’.

Es un mapa que articula diferentes elementos para poner en marcha un proyecto con menos riesgos y en función del valor que entregamos a los clientes, los problemas que ayudamos a resolver y los servicios o productos que ofrecemos.

4. Estructura con claridad

Algunas empresas esperan que el amiguismo entre los empleados salve los resultados gracias a un ‘last minute’ en formaciones subvencionadas orientadas a entretener y divertir.

Toma el tiempo a finales y/o principios de año para definir claramente los objetivos, roles, puestos, funciones y actividades a desempeñar. Cuando no sabes hacia dónde vas, ningún paso es favorable.

Una vez que lo tienes claro, lo siguiente es actuar.

 

5. Antes de dar soluciones, pregunta más y mejor

Albert Einstein dijo que si tuviéramos 1 hora para salvar el mundo, lo recomendable sería gastar 59 minutos en definir el problema y 1 en encontrar la solución.

Lamentablemente muchas organizaciones emplean horas en resolver problemas que no son importantes.

Las respuestas están sobrevaloradas. Cometemos el error de asumir sin plantearnos preguntas adecuadas. Céntrate en hacer mejores preguntas.

Aprende y enseña a tu equipo a utilizar palabras poderosas para descubrir de manera rápida y sencilla el por qué de las situaciones.

6. Considera las diferentes perspectivas de los expertos

El peso de la experiencia frena un nuevo modo de ver las cosas. Es fundamental empezar por ver las situaciones de otra manera.

Si te gusta rodearte de expertos elige un grupo que lo sea en diferentes disciplinas para obtener distintos puntos de vista. Antes de mirar fuera de la caja para encontrar soluciones considera si necesitas una caja nueva y reúne a un equipo de expertos.

El innovador Stephen Shapiro dice que si trabajáramos en un proyecto aeroespacial con un equipo de 100 ingenieros, no haría muy diferente al equipo incorporar al ingeniero número 101 y sin embargo sería una diferencia fundamental añadir a un biólogo, o a un nanotecnólogo, o a un músico…

7. Mientras avanzas en los 6 pasos anteriores: Haz un Stop y Respira!!!

He publicado el vídeo-post en  El Huffington Post